La desaparición forzada, crimen invisibilizado del Estado

De acuerdo al amparo 51/2020 se narra que, el 24 de mayo de 2007, el ejército mexicano llevó a cabo un operativo en un hotel del estado de Oaxaca. Las personas detenidas fueron llevadas ante la Procuraduría General de Justicia de Oaxaca; sin embargo, hasta la fecha se desconoce su paradero. El 2 de diciembre de 2016 la agente del Ministerio Público precisó que se conocería como desaparición forzada únicamente si está involucrada la delincuencia organizada. Esta afirmación da a entender que el Estado no puede cometer el crimen de desaparición forzada.

El desplazamiento y la violencia que conlleva

El desplazamiento interno forzado normalmente se presenta por causas violentas, tales como el cultivo de estupefacientes, el crimen organizado, los conflictos de naturaleza étnica o religiosa, entre otros. La mayoría de la población desplazada pertenece a comunidades indígenas, representando al 45%. Tristemente, la ausencia de un mecanismo gubernamental para cuantificar de manera objetiva el número de desplazados es un ejemplo de la poca seriedad que se le da a esta problemática.